Geopark pone en peligro a pueblos indígenas, así lo revela estudio de impacto ambiental del lote 64

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto de explotación petrolera del Lote 64 en Loreto de la empresa GeoPark, cuenta con numerosos errores y omisiones de información que ponen en peligro la vida y sustento de las comunidades indígenas de la zona.

El día 14 de enero de 2019, EarthRights International (ERI) y el Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis presentaron al SENACE (Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles) un extenso informe explicando los múltiples errores y omisiones de información que el EIA de la empresa GeoPark Limited tiene en relación a las actividades extractivistas que tienen planeado para nuestra Amazonía.

Este lote se encuentra en la cuenca del Marañón y tiene una extensión de 761,500 hectáreas. En él se hicieron dos perforaciones entre los años 2005 y 2011, en los que se encontró presencia de hidrocarburos. En la actualidad el proyecto tiene un compromiso de inversión de US$ 200 millones, y está repartido en un 75% a cargo de GeoPark y 25% a cargo de Petroperú.

Entre las faltas más graves del documento hemos podido identificar que:

Cabe resaltar que las comunidades indígenas de la zona ya han sido afectadas por las negligencias y acciones de corporaciones extractivas. En el 2016 hubo un derrame de petróleo del Oleoducto Norperuano que afectó a los nativos Achuar y Wampis, y que ha desencadenado en múltiples protestas llevadas a cabo hasta el año pasado exigiéndole al Estado peruano remediar esta situación.

Para la protección efectiva de las comunidades indígenas, ERI y el Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis solicitan a SENACE que cumpla su rol de organismo evaluador y exija que GeoPark siga los estándares internacionales para la elaboración de los EIA, ya que de lo contrario los derechos tanto de la tierra como de las comunidades que viven de ella se verán gravemente vulnerados.

Declaración

“Este caso es sumamente preocupante ya que revela la falta de seriedad con la que los proyectos extractivistas elaboran sus EIA, sin considerar a los pueblos indígenas, los ecosistemas y cómo estos se ven afectados.”

—Juliana Bravo, Directora de Programa de Amazonas, ERI

«Ikamka iña pujutiñaiti, ashi tuarkar ayamrukmi»

«Los bosques son nuestra propia vida, ¡todos unidos defendámoslos!»

—Shapion Noningo Sesen, Secretario Técnico del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis

Deja un comentario