ONU reconoció al territorio de la Nación Wampís como área protegida no estatal

GTANW 28/09/21.- Mediante una carta enviada al Pamuk del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampís (GTANW), la ONU confirmó la inclusión del territorio del GTANW en el registro de Territorios y Áreas Conservadas por Pueblos Indígenas y Comunidades Locales (TICCA) del Centro Mundial para el Seguimiento de la Conservación (UNEP-WCMC) de la ONU Ambiente, así como en la Base Mundial de Datos sobre Áreas Protegidas (Protected Planet).

El registro es un primer paso hacia el reconocimiento de los esfuerzos que la Nación Wampís ha llevado a cabo por conservar, proteger y gestionar su territorio a través de milenios, así como de la importancia de una conservación efectiva y equitativa cuando esta surge desde las sabidurías y prácticas ancestrales de los pueblos indígenas.

Vista de la cordillera del Kamapankias desde el Río Kanus – Santiago – Foto: Levi Achampash Panquiez / GTANW

El territorio del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampís abarca 1.3 millones de hectáreas de bosques y fuentes de agua en la Amazonía norte de Perú, en las regiones Amazonas y Loreto. Parte de su territorio incluye la cordillera de Kampankias, un área de suma importancia al ser un foco mundial de diversidad biológica con alta composición de especies endémicas. En efecto, se estima que el 82% del territorio wampís está compuesto por bosques “intactos”, protegidos y gestionados por su población, que capturan 57 MtCO2 (millones de toneladas de CO2) cada año.

“Agradezco a la acertada decisión de la ONU, reconociendo el esfuerzo de la Nación Wampís”, declaró Teófilo Kukush Paati, Pámuk[1] del GTANW. “La importancia de este reconocimiento implica una de las motivaciones fuertes que refuerzan el compromiso colectivo de seguir conservando los bosques a perpetuidad”.

Teófilo Kukush Paati, Pámuk del GTANW – Foto Leandro Bonecini

El reconocimiento del territorio Wampís como TICCA – Territorio de Vida por la ONU confirma que la gestión autónoma del territorio por parte de las naciones originarias es la manera más efectiva de conservación. El GTANW espera que con ello, el Estado peruano desista definitivamente de su intención de forzar un Área Nacional Protegida en la cordillera del Kampankias, y reconozca también el trabajo de conservación de la Nación Wampís.

“Tenemos cerros categorizados por SERNANP en la Cordillera del Cóndor que el Estado recortó porque había minerales. Queremos evitar que esto suceda con el cerro Kampankias, que SERNANP quiere categorizar a la fuerza”, denunció Galois Flores, Pamuka Ayatke[2] del GTANW, en una entrevista para RPP en agosto. “Nosotros sabemos cómo el estado “cuida” zonas protegidas. Ellos se dan cuenta cuando hay zona petrolera o minera automáticamente lo entrega al mejor postor. Por eso nosotros queremos que el Estado respete nuestro territorio Wampís.”

Mujeres wampís en trabajo de chacra – Foto: Mey Shirap / GTANW

En plena crisis ambiental global, se hace necesario que los fondos internacionales para el clima y la conservación de la biodiversidad sean destinados directamente a las naciones originarias que, como el caso de la Nación Wampís, están comprometidas con el cuidado y gestión efectiva de la naturaleza.

Foto portada: CN Soledad por Leandro Bonecini


[1] Presidente

[2] Vicepresidente

Registration_Letter_Wampis-territory_ES_if_WDPA_gtanw

Deja un comentario